Tribu Apache adquiere megaproyecto portuario en Atacama

La tribu Chiricahua Apache ha adquirido el proyecto portuario en Atacama, anteriormente liderado por el empresario brasileño Eike Batista. Renombrado como Copiaport-E, con la “E” de “ecológico”, este megaproyecto ahora prioriza la sostenibilidad, eliminando planes previos de dragado, construcción de rompeolas y desplazamiento de comunidades locales. La inversión total asciende a US$450 millones, con US$13 millones ya destinados a nuevos estudios ambientales.

En 2019, Albemarle vendió el proyecto a la nación indígena Chiricahua Apache, que está a la espera de la resolución ambiental para iniciar las obras. Nicholas Winters, presidente de Copiaport-E, subrayó que el puerto no requerirá dragado gracias a sus profundidades naturales, lo que reducirá las emisiones de CO2 en un 50% por tonelada. Este enfoque ecológico es fundamental para su visión empresarial y su alineación con la Estrategia Nacional del Litio de Chile.

El 27 de diciembre de 2023, la matriz de Copiaport-E, St. Matthew Assurance Limited, recibió la autorización del Servicio de Evaluación Ambiental de Atacama para iniciar una nueva etapa de participación ciudadana debido a las modificaciones realizadas al proyecto original. Estas modificaciones incluyen la eliminación de grandes obras y movimientos de tierras en la zona de Bahía Salado, un área de rica biodiversidad que enfrentaba fuerte oposición local desde su anuncio en 2008.

Copiaport-E se destaca por su capacidad de recibir megabuques tipo Capesize y Chinamax sin necesidad de dragado, ofreciendo una alternativa estratégica para las rutas comerciales de Asia y África. Este puerto permitirá a las mineras brasileñas y las provincias argentinas, que limitan con Atacama, exportar sus productos de manera más eficiente. Winters destacó que la bahía es una “joya preciosa” por sus características naturales, incluyendo un rompeolas natural y profundidades de más de 30 metros.

El cronograma del proyecto, que inicialmente preveía el inicio de las obras el 3 de julio de este año, está en revisión debido a la necesidad de realizar estudios adicionales y profundizar la comunicación con las comunidades locales. El estudio ambiental del proyecto anticipa la creación de más de 1.000 empleos durante la construcción y más de 1.200 empleos permanentes. Winters subrayó que Copiaport-E no solo cubrirá una necesidad de mercado, sino que también será un líder ambientalmente amigable en la industria naviera, contribuyendo al crecimiento sostenible de Chile y sirviendo a las futuras generaciones.