Codelco y SQM detallan las claves de su alianza estratégica en el salar de Atacama

En un paso crucial hacia la creación de una empresa conjunta de litio en el salar de Atacama, Codelco y SQM han detallado los términos de su alianza estratégica. El acuerdo, que se firmó el 27 de diciembre de 2023, revela un conjunto de disposiciones que abarcan desde la estructura accionaria hasta las responsabilidades gerenciales, pasando por cuestiones operativas y financieras.

El acuerdo establece que la nueva entidad será una Sociedad Anónima (SpA) inicialmente, con Codelco ostentando la Serie A y SQM, la Serie B. La Serie A tendrá una acción más que la Serie B. Esta configuración inicial busca garantizar la participación activa de ambas partes en la toma de decisiones.

Durante los primeros años (2025-2030), el directorio de la empresa estará compuesto por seis integrantes, tres designados por cada parte. Codelco nombrará al presidente del directorio, mientras que SQM tendrá la vicepresidencia. La designación del director general estará a cargo de SQM en este periodo, y todas estas disposiciones apuntan a equilibrar la influencia de ambas empresas.

A partir de 2031, el directorio crecerá a siete miembros, con cuatro representantes de Codelco y tres de SQM. Además, la presidencia del directorio será asumida por Codelco, marcando un cambio en el equilibrio de poder.

El acuerdo establece un plazo hasta el 31 de marzo de 2024 para la firma de un acuerdo definitivo que describa en detalle los objetivos y propósitos de la alianza, junto con un calendario operativo que inicie la asociación el 1 de enero de 2025. Se han identificado cuatro documentos clave para esta fase, destacando el “acuerdo de asociación” como el marco general.

En cuanto a los beneficios y desafíos financieros, el pacto ofrece a Codelco ingresos significativos en los primeros seis años, equivalentes a casi un año de producción de SQM. La política de dividendos durante este periodo se establece en el 100%. Además, la nueva empresa absorberá una planta de refinación de hidróxido de litio en China, adquirida recientemente por SQM.

Sin embargo, el acuerdo no aborda la disputa sobre el impuesto específico a la minería, que actualmente enfrenta SQM con el Servicio de Impuestos Internos. La resolución de esta controversia y las decisiones tributarias futuras serán determinantes en la rentabilidad a largo plazo.

En relación a la integración laboral, la nueva empresa incorporará a los trabajadores de SQM, marcando un hito en la fusión de dos fuerzas laborales distintas. Las condiciones laborales y los sueldos de los ejecutivos serán temas cruciales a abordar, ya que SQM, siendo una empresa privada, tiene una estructura salarial diferente de la de Codelco, una entidad estatal.

Este acuerdo estratégico, tiene el potencial de transformar el panorama de la extracción de litio en Chile. Sin embargo, los detalles aún por acordar y los desafíos laborales y fiscales pendientes señalan la complejidad de esta empresa conjunta.